Este mundo está tan dado vuelta, tan acostumbrado a vivir solamente de una manera, este mundo y sus personas, con tantos pensamientos unilaterales, tan prolijitos y parecidos, tan así que, cuando aparece una persona que piensa (y actúa) diferente, este mundo y los frutos de su testarudez no saben como reaccionar. Y  ríen, se burlan del otro, de sus formas (mostrando sus fantasmas) y maneras desconocidas, diferentes, no pueden entender como es que alguien no sea como ellos.

Este mundo es tan hipócritamente hermoso, este mundo habla tan abiertamente del amor, mientras se come un animalito a la parrilla. En este mundo hay gente que confunde amor incondicional con ponerse una careta y simular felicidad, cuando por dentro, lo único que quieren hacer es llorar de tristeza porque la pareja de sus pseudo vidas les ha dejado.

En este mundo hay alguien que en la isla de Tioman, Malasia, tiene encerrados dos monos en una jaula de 50 cm por un metro, monos que ven todos los días a sus colegas andar libres de árbol en árbol, comiendo por la mitad todos los mangos que encuentran. En este mundo, en esa misma isla, alguien construyó una fuente a cincuenta metros del mar y le puso peces. Esos peces, sabrán de la existencia del océano, al cual pertenecen? Sabrán que la libertad se encuentra a menos de una cuadra de distancia? Lo sabemos nosotros? Sabemos cuán cerca se encuentra nuestra libertad?